¿Alejandro Andrade o la corrupción originaria? a la cárcel el hombre detrás de las finanzas del gobierno de Chávez

Alejandro Andrade o “el tuerto”, mote que lleva tras perder la visión en un ojo mientras jugaba al béisbol con chapas de refrescos, mantuvo una estrecha relación con el fallecido presidente Hugo Chávez, quien le confió su vida y las muy opacas finanzas del Estado durante su mandato. Luego de su paso por la administración chavista, fijó residencia en un lujoso suburbio en el sur del estado de Florida, rodeado de caballos y lujos. Su permanencia en este país habría sido parte de un acuerdo con las autoridades estadounidenses a cambio de entregar los secretos más íntimos del poder y delatar a funcionarios, socios y testaferros. El otrora poderoso de las finanzas del país no lo dijo todo, por lo que enfrentará cargos criminales en Estados Unidos.

Por: Fiorella Perfetto

La noticia ha sacudido la opinión pública, sin embargo, fue en diciembre de 2017 cuando uno de los hombres más poderosos del gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, se declaró culpable por violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FPCA) por sus siglas en inglés, usar los canales comerciales y financieros de Estados Unidos para adquirir propiedades con dinero producto de la corrupción.

A Andrade, cuya sentencia se conocerá el próximo 27 de noviembre en la corte del Distrito Sur de Florida, podría esperarle un máximo de 10 años de prisión y una pena monetaria por el doble del valor de los bienes adquiridos con los recursos obtenidos producto de la ofensa, aunque la Fiscalía se reserva la posibilidad de introducir una moción de solicitud de reducción de la pena de hasta de dos niveles, si Andrade se apega al acuerdo de cooperación con las autoridades.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos habría mantenido el expediente bajo reserva hasta este martes 20 de noviembre que fue abierto al escrutinio público. “Andrade, un capitán del Ejército y ex escolta de Chávez, aceptó la confiscación de todos los activos involucrados en el esquema de corrupción como bienes raíces, 15 vehículos, incluidos tres carros de golf, 17 caballos, 35 costosos relojes, y 9 cuentas bancarias en Estados Unidos y Suiza”.

Pero esta lista de bienes confiscados sería apenas un pírrico detalle para el protegido del ex mandatario venezolano y de quien se sospecha habría desviado cientos de millones de dólares de las arcas de la Nación, durante los doce años que ocupó importantes cargos al frente de las principales instituciones financieras del país.

Un extracto del expediente de Alejandro Andrade y parte de las transferencias realizadas a favor de otros co-conspiradores

¿Chávez el protector o la corrupción originaria?

Hugo Chávez no llegó sólo al poder. Con él, los cargos de la administración pública, siempre en manos de civiles, tal como dictaba la tradición democrática venezolana, fueron rápidamente ocupados por militares allegados a la figura del ex golpista.

Según los relatos de fuentes familiarizadas con el entorno de estos castrenses, Andrade recibió el padrinazgo del mandatario venezolano, luego de sufrir un accidente que le hizo perder la visión en un ojo. Así, pasó a encargarse primeramente de la seguridad personal de Chávez y una vez este asumió la presidencia en 1998 fue designado subsecretario de la Asamblea Nacional Constituyente de 1999.  Poco después, le fue encomendada la administración de la Fundación Pueblo Soberano y el Fondo Único Social (FUS) en 2002, gestión que dejó a su paso numerosas denuncias de irregularidades.

El orgulloso padrino no dejó escapar la oportunidad para referirse a su protegido.

“Bienvenido Alejandro Andrade, presidente del Fondo Único Social. Nuestro sentimiento a la familia Andrade, esta semana se fue, Dios se lo llevó el abuelo que en paz descanse el abuelo, pero dejó ejemplo de una semilla de esta familia Andrade de luchadores, presidente del Fondo Único Social, otro de los entes junto con el Banco de la Mujer, el Banco del Pueblo (…)”, dijo Chávez en el programa N°98 de “Aló Presidente”, transmitido en marzo de 2002 desde el Barrio José Félix Rivas de la populosa Petare, en Caracas.

El ex teniente perteneciente a la promoción Tomás Montilla del Ejército venezolano, la misma que el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, fue considerado por Chávez parte de su familia. “(…) Estos son, así lo digo, los hijos que me dio la vida. Los conocí cuando eran imberbes cadetes vestidos de azul llenos de sueño y hoy después de varios años aquí estamos en la batalla por los sueños, en la batalla por la vida, por la paz, por la democracia. Gracias Alejandro (Andrade) y a Edgar (Edgar Hernández Behrens, entonces presidente de Banfoandes), adelante, muchísimo éxito”.

Lee también: “Robo revolucionario del siglo XXI: la conspiración de Chávez y Kirchner para asaltar las arcas públicas”

La veloz carrera hacia el fango

Lo cierto es que, el imberbe cadete pudo sortear las denuncias que por mal manejo de los fondos públicos al frente del Fondo Único Social se hicieron, principalmente desde la Asamblea Nacional, pero también por medio de cartas públicas en las que funcionarios del organismo denunciaron cómo fueron obligados a aceptar irregularidades como la facturación con sobreprecio o la asignación de contratos a empresas que antes habían sido cuestionadas por irregularidades administrativas.

Pero “el tuerto” sorteó el obstáculo y en 2004 asumió la dirección del área financiera del Consejo de Administración del Servicio Autónomo de Fondos Integrados de Vivienda (Savif), cargo asignado por la presidencia de la República. Luego, en enero de 2007, pasaría a dirigir el viceministerio de Gestión Financiera de la cartera de Participación y Desarrollo Social.

En abril de 2007, Andrade escala en la estructura para la ejecución financiera del presupuesto de gasto del ministerio de Finanzas y asume el control de la Oficina Nacional del Tesoro, cargo que ocupó durante cuatro años, un paso más en el vertiginoso ascenso en materia de finanzas públicas del ex escolta del fallecido presidente Hugo Chávez.

Simultáneamente le fue encomendada la presidencia del Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes), el 23 de junio de 2008 y un año más tarde dirigió en calidad de encargado la cartera de Economía y Finanzas y la presidencia del banco de Fomento Regional Los Andes (Banfoandes). Así, En menos de tres años, “el tuerto” Andrade se erigió, por designación del fallecido presidente Hugo Chávez, en el zar de las finanzas del Estado, sin más control de su gestión que lo dispuesto por el ex mandatario, quebrando así la autonomía de los poderes y la obligatoria contraloría de las gestiones de los funcionarios públicos.

No fueron pocos los señalamientos de irregularidades administrativas en los entes al mando de Andrade, lo que apenas motivó un tibio reclamo del fallecido presidente Hugo Chávez quien le increpó públicamente por los malos manejos en Banfoandes, en los prolegómenos de la crisis bancaria acaecida en el país durante aquella época. Pero aquello no paso de allí.

“Sólo en algunos casos yo nombro (a una persona para un cargo, en algún sitio estratégico. Ahora en el tema de los bancos del Estado, a veces uno nombra a alguien al frente de un banco del Estado y resulta que esa persona termina haciendo con los recursos del banco lo que le parece a él y a la directiva que él nombra. (…) Me llamó la atención que Banfoandes tiene depositado una cantidad gigantesca de recursos en bancos privados, ¿cómo es eso?, como es que tú tienes un banco del Estado y los recursos que el Estado te asigna terminas colocándolos en bancos privados”, espetó el ex mandatario, que también se refirió a la existencia de “traidores” dentro de la revolución.

Sin embargo y a pesar de los esfuerzos que Hugo Chávez hiciera durante esta transmisión de su programa Aló Presidente para deslindarse de su protegido, sería Andrade quien habría levantado la arquitectura financiera para la venta de bonos de Venezuela y Argentina a la banca venezolana por la cual el ex mandatario venezolano habría recibido una millonaria suma de dinero al igual que su par argentino, por lo cual, ambos ex presidentes son señalados por sus presuntos operadores en las investigaciones que por corrupción y blanqueo de capitales se siguen en la Argentina en lo que se conoce como la “ruta del dinero K”, tal y como relató Caraota Investiga en una entrega anterior.

Lee también: “De Khashoggi a Saleh: la receta de los poderosos para aplastar a la disidencia”

Ojo por ojo: el Gran Hermano se hace el ciego, pero…

Pero eso no es todo. Carlos Tablante, en su blog cuentasclarasdigital, reveló cómo en 2010, Alejandro Andrade habría realizado al menos 84 operaciones sin la autorización de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) y aun peor, sin existir algún tipo de sanción o investigación por parte de la Contraloría General de la República.

Una de estas operaciones realizadas por Andrade, involucró un fondo del venezolano Francisco Illaramendi, quien purga su condena en Estados Unidos tras montar lo que se conoce como una centrifuga con los fondos de los pensionados de Pdvsa.

El negocio pasaba por la “la venta de bonos de la deuda argentina en posesión de Venezuela al fondo financiero estadounidense Short-Term Liquidity Fund I Ltd, empresa que forma parte del grupo de compañías del financiero venezolano-estadounidense”, refiere el portal digital.

“Las firmas del banquero recibieron dólares de Pdvsa y de la Oficina Nacional del Tesoro, como lo demuestra la carta firmada por Andrade, recursos que cayeron en el hoyo negro de la trampa financiera”.

Más recientemente, otro caso salpicó al protegido del régimen chavista. En enero de 2016, María de los Ángeles González de Hernández, exfuncionaria del Bandes evitó la cárcel al declararse culpable por recibir alrededor de cinco millones de dólares en sobornos y haber participado en una trama de blanqueo de capitales, durante su gestión como gerente ejecutiva de Finanzas y Administración de la entidad financiera estatal en la época en que Andrade estaba al mando de la institución y también luego de su salida.

“Autoridades estadounidenses la acusaron de tener conexión con un caso de fraude con bonos de la deuda pública venezolana, además de recibir los millonarios pagos. A cambio, la ejecutiva favoreció a los corredores de la firma Direct Access Partners de Nueva York. Los fiscales han dicho que la correduría logró más de 60 millones de dólares en honorarios al hacer negocios que le fueron derivados por la funcionaria del Bandes, entre 2009 y 2012”, período que toca directamente la gestión de Andrade al frente de la institución, que echaba mano de la corredora para negociar los bonos.

Lee también: “Traqueo revolucionario: magnate venezolano controla empresas de Lázaro Báez en la ruta de corrupción del dinero K”

Y para rematar: la lista Falciani

Mientras el ex teniente ocupaba simultáneamente tres cargos con incidencia directa en el manejo de las finanzas del Estado venezolano, alrededor de 2010, al otro lado del Atlántico ardía la opinión pública tras la filtración de más de 130.000 datos de las cuentas de clientes del banco HSBC, una entidad financiera británica con asiento en Suiza.

El autor de tal hecho fue Hervé Falciani, ingeniero informático y ex empleado del banco que robó la gigantesca base de datos correspondiente a los movimientos de cuentas entre 2006 y 2008 de los clientes de la entidad financiera. La cifra global del dinero potencialmente evadido es de espanto: más de 100.000 millones de dólares depositados en unas 30.000 cuentas bancarias. Y allí Andrade volvió a ser genio y figura.

La llamada “lista Falciani” se convirtió en otra indiscreción en los secretos negocios del protegido de Chávez.  Siendo tesorero de la Nación, constituyó cuentas bancarias en esta entidad financiera que fueron utilizadas para hacer depósitos por una suma que, según los reportes obtenidos por estas filtraciones, se estiman en casi 12 billones de dólares. Una de estas cuentas vinculadas a su nombre tenía depósitos por 698 millones de dólares.

Lee también: “Suiza envía a Estados Unidos pruebas de sobornos: una dorada reserva de corrupción se excava en el Arco Minero”

Una hermosa vida, pero a caballo

Poco después de su alejamiento de las alturas del poder en Venezuela, Andrade – que ya a la fecha había establecido toda una red de contactos, banqueros y amigos influyentes en el mundo de las finanzas – se trasladó con su familia a Estados Unidos, posiblemente alrededor de 2011, un año después de separarse de su cargo como Tesorero de la Nación.

Con su afición por el mundo ecuestre, el destino no podía ser otro. La ciudad de Wellington, ubicada en el condado de Palm Beach al norte de Miami, es el lugar que reúne lo más granado de la élite hípica del estado de Florida. Mansiones rodeadas de verjas con terrenos infinitos para la monta de caballos rodean el centro social más importante del lugar, el Centro Internacional Ecuestre de Palm Beach

El Centro Internacional Ecuestre de Palm Beach. Imagen: cortesía

Andrade y su familia fijaron residencia a unos 10 minutos del lugar y como ocurre con todos los registros de propiedades adquiridas con dineros presuntamente dolosos, la verdadera identidad del dueño no figura en las búsquedas de los registros de recolección de impuestos. Sin embargo, las coincidencias en los nombres de representantes jurídicos pueden abrir una ventana hacia la identidad del dueño real de las millonarias propiedades, tal y como publicó el diario local The Palm Beach Post en abril pasado.

Es así como la mansión que fijó como residencia el ex tesorero de la nación y otrora protegido del fallecido presidente Hugo Chávez, ubicada en el 15231 de Sunnyland Lane en Wellington, pertenece a una sociedad de nombre Telsey Properties Holdings, LLC. La propiedad fue adquirida en enero de 2012 a nombre de esta empresa por un valor de poco menos de cinco millones de dólares.

El registro federal de la propiedad ubicada en Wellington. Imagen: Cortesía

El acta constitutiva de Telsey Properties Holdings, LLC fue elaborada por un abogado de nombre Francisco J. González del bufete González & Shenkman mientras que su identidad se esconde detrás de un sólido andamiaje de prestadores de nombres.

El bufete de abogados de Alejandro Andrade que registró sus propiedades y la de sus socios en el estado de Florida. Imagen: Cortesía

Lo que sí figura en los registros de la corte del condado de Palm Beach es una demanda suscrita por la oficina de impuestos en contra de una serie de empresas que no cumplieron con el pago de los emolumentos del cierre del ejercicio fiscal de 2017. Entre ellas figura Telsey Properties Holdings, LLC, como consecuencia del embargo de estas propiedades por parte del Gobierno de Estados Unidos, efectivo según el expediente criminal de Andrade, desde enero de 2018.

La corte del condado Palm Beach introdujo una demanda por impago de impuestos en contra de una de las sociedades de Andrade, después de declararse culpable por cargos de corrupción. Imagen: Cortesía

Las líneas se cruzan al hacer el rastreo de las empresas registradas por Beatriz de la Rua, una contadora cuyas oficinas quedan cerca de la firma de abogados. Su nombre aparece como manager de Doble A Farm, LLC, aunque esta designación a efectos de la inscripción de una empresa en el estado de Florida tampoco tiene mayor importancia como sí el que firma el acta constitutiva y cuya identidad permanece a resguardo en las oficinas administrativas del estado en la ciudad capital, Tallahassee.

Esta sociedad, según registros de la corte del condado, adquirió en mayo de 2014 una propiedad por 1,5 millones de dólares localizada a tan solo minutos de la mansión. Es el mismo bufete – González & Shenkman – el encargado de preparar los documentos. En los siguientes expedientes legales, es la contadora Beatriz de la Rua la prestataria de su identidad, quien aparece como manager de Doble A Farms, LLC en las notificaciones de remodelación, servicio de electricidad, entre otros.

Lee también: “Gritamos en silencio: El rostro del venezolano es el dibujo de la tragedia del país”

En el país de los ciegos, el tuerto es rey

El uso de testaferros, amigos y familiares para ocultar los bienes adquiridos en presuntas tramas de corrupción y blanqueo de capitales es quizá, la operación más común que, como en este caso, “el tuerto” Andrade llevó a cabo para cegar al público y así evitar se conozca la magnitud de su riqueza. Pero como casi siempre ocurre, no todos están dispuestos a callar.

Se tuvo acceso exclusivo a dos fuentes cercanas a la figura de Andrade. Ambas aseguran que el ex teniente “cuenta con una montaña de testaferros” que tocaría hasta al más pintado. Ambas aseguran haber recibido amenazas de muerte y advertencias.

Mirabal Castro sería uno de ellos. Y, al menos en el estado de Florida, tanto Alejandro Andrade como este abogado usaron, el mismo bufete de abogados para constituir empresas y adquirir propiedades. En el caso de Mirabal se trata de la empresa Farm G & C, INC, propietaria de una fastuosa mansión en las vecindades de Wellington y que fue vendida el pasado año, cuando decidió migrar a España junto a su familia. Otras versiones afirman que Mirabal – quien además de socio de Andrade fue asistente de González Dellán durante la gestión de este último en el Banco Industrial de Venezuela – habría escapado a Dubai para evitar enfrentar la justicia estadounidense.

Tanto Andrade como Mirabal constituyeron sus sociedades con la misma firma de abogados. Imagen: Cortesía

Sería entonces un nuevo “escape”, toda vez que en mayo pasado, Gustavo Mirabal y su esposa Carolina Chapellín anunciaron su despedida “del mundo de los caballos y los saltos”, separándose así de Estados Unidos y Farm G & C, INC.

Son numerosos los reportes periodísticos en los que aparecen dos nombres asociados a Andrade: Gustavo Mirabal Castro y Leonardo González Dellán, el ex presidente del Banco Industrial de Venezuela, hoy convertido en “entrepeneur y filántropo”, al igual que muchos contratistas y funcionarios chavistas que tras abandonar las mieles del poder y escapar de Venezuela se esfuerzan por enterrar bajo la figura del mecenas, sus participaciones en los turbios manejos de la administración pública, en hechos de corrupción y blanqueo de capitales, a través de la adquisición de lujosas propiedades y restaurantes, como dos de su propiedad, Alto en Caracas y Obra en la ciudad de Miami, ubicado en el 1331 de Brickell Bay Drive.

También es común la contratación de servicios para “limpiar” digitalmente la imagen de estos “prófugos en libertad”. Es así como tras la publicación de un perfil de Gustavo Mirabal en el portal digital El Pitazo, este medio recibió una comunicación de la empresa catalana Eliminalia instando al medio a borrar tal información.

“Es injusto que por tener amistades como las del Sr. Andrade al que se le acusa por acciones ilícitas también se las adjudiquen al Sr. Mirabal y a su familia que sale repercutida también (…) La situación del país no es la mejor como se quisiera y mucha gente está siendo dañada, más niños y personas ancianas, creo que al tener un tiempo de tanta tensión deberíamos enfocarnos en temas más relevantes que puedan ayudar a salir a delante al país y que las personas mejoren (…)”, se lee en un extracto de la comunicación, que luce escrita por el abogado.

Un fragmento de la carta que dirigió Eliminalia a El Pitazo. Imagen: cortesía

Lee también:”Sorprendentes detalles: Las revelaciones de la Fiscalía de EEUU tras la captura de exfuncionarios de Pdvsa”

Coronar en España

Una vez Gustavo Mirabal y su familia se establecieron en España, su vida pasó a ser parte del cotilleo social y del jet-set madrileño. La revista Love publicó un reportaje en abril de 2016 que muestra a la feliz pareja rodeada de lujos y glamour en su nueva residencia en la capital española.

“Gustavo montó un haras llamado G & C Farm con caballos que montaban los mejores jinetes del mundo. Nosotros también competíamos pero a nivel amateur. La vida en ese pueblecito (Wellington) era maravillosa, allí todo gira alrededor del mundo ecuestre (…)”, cuenta Carolina Chapellín a la revista española, como otros tantos detalles de la vida en rosa.

Para muestra, este botón:

FOTO1

FOTO6

FOTO2

FOTO3

FOTO4

FOTO6

FOTO7

 

“Gustavo (Mirabal) vivía modestamente en el edificio centro Polo de Bello Monte y poco después de llegar al Banco (Industrial de Venezuela) tenía propiedades millonarias en República Dominicana, las propiedades en Wellington y hasta aviones”, dijo la fuente que prefirió mantener su nombre en reserva y explica el alcance de esta trilogía Andrade – Dellán – Mirabal.

En aquel tiempo Mirabal tenía un bufete llamado Mirabal & Asociados, sólo dedicado a constituir empresas fantasmas. Desde esa firma “se armaron compañías en paraísos fiscales en Islas Vírgenes Británica y Suiza a Alejandro Andrade y a González Dellán”, este último ciudadano británico, y con un amplio expediente abierto en los llamados Papeles de Panamá como beneficiario de varias sociedades en paraísos fiscales desde su época al frente de la institución financiera y para quien aseguró la fuente “ya existe un expediente criminal a su nombre”. González Dellán es hijo del ex senador del partido Copei, Eudoro González y hermano del homónimo diputado suplente de la Asamblea Nacional por el partido Primero Justicia.

Otra pieza, a decir de la fuente, contribuyó en la ingeniería de todas las compañías fantasmas que el bufete constituyó para amigos, funcionarios chavistas y socios. “Carlos Alberto Mirabal Fernández, que vive en España en la actualidad también fue parte de estas operaciones en la firma”, reveló el informante.

El apellido Mirabal no es extraño en los predios políticos venezolanos. Este abogado es hijo de Gustavo Mirabal Bustillos político militante del partido Acción Democrática con una dilatada carrera que le llevó a ocupar cargos como ministro de Fomento, gobernador de Miranda, presidente de la Comisión de Contraloría de la Cámara de Diputados o presidente del Hipódromo de la Rinconada, el más importante del país.

“Yo tuve conocimiento de varias operaciones que estas personas hicieron, de los bienes que estaban adquiriendo y las operaciones con bonos y sobreprecios en la venta de los activos de la Nación como por ejemplo la venta del edificio Citibank y del edificio del BIV en Miami”, recordó la fuente consultada para este trabajo.

Los nexos entre funcionarios de altísimo nivel del régimen chavista y aquellos a los que el fallecido presidente Hugo Chávez calificó como “oligarcas”, aunque desconocidos para los venezolanos, son innumerables. Uno de estos lo describió el abogado y columnista Ángel Monagas en 2016.

“Andrade, González y Mirabal, usaron todo su ingenio para crear al mejor estilo del difunto RECADI, todo un sistema ilegal para obtener dólares preferenciales y luego comercializarlos en el mercado paralelo. Es donde se ha lucido nuestro flamante ex presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, con la empresa Imosa Tuboacero, que era privada y a través de pactos secretos hoy es del Estado y se identifica como Enatub”.

Se comenta que a Alejandro Andrade se le ha visto con una Biblia bajo el brazo y bendice a todo aquel que lo acusa. “El que tenga ojos, que vea”…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.